Una sola salud une humanos, animales y ecosistemas

Una sola salud une humanos, animales y ecosistemas

Según datos del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), 6 de cada 10 enfermedades infecciosas que afectan a las personas son transmitidas por animales. Como animales y personas compartimos gran parte de los ecosistemas en que vivimos, hay muchos microorganismos infecciosos que afectan tanto unos como otros. Por esta razón, hay que destinar los mismos esfuerzos tanto en la salud humana como en la animal para hacer frente a muchos problemas sobre enfermedades.

El concepto de “una salud” (One Health en inglés), reconoce que la salud de las personas está conectada con la salud de los animales y del medio ambiente. Se trata de un enfoque colaborativo, multisectorial y multidisciplinario que se aplica en los ámbitos local, regional y global, con el objetivo de conseguir soluciones óptimas para la salud teniendo en cuenta la interacción entre personas, animales, plantas y el medio en el que vivimos todos juntos.

Hay varios ejemplos que demuestran que la salud humana está ligada con la salud animal y ambiental. Es el caso de las enfermedades zoonóticas, que pueden ser transmitidas de animales a personas. Por ejemplo, la manera más efectiva de prevenir la enfermedad de la rabia en humanos es actuar el animal que lleva el virus, como administrar la vacuna a los perros. Otros ejemplos de zoonosis son las infecciones por Salmonella, la fiebre de Rift Valley, la tuberculosis, la brucelosis o la fiebre de West Nile virus. También hay otras enfermedades que se transmiten entre personas que pueden infectar animales, o bien estos actúan como reservorio del virus, provocando emergencias sanitarias graves como la epidemia del virus del Ébola.

Conectados por la misma causa

Teniendo en cuenta que algunas enfermedades se transmiten de animales a personas, en muchos casos la manera más efectiva y económica de proteger las personas es controlando los patógenos zoonóticos y el animal de origen. Por lo tanto, a fin de proteger la salud pública es necesario que se desarrollen estrategias globales. Esto se traduce con una buena coordinación entre todos los agentes implicados con la salud humana, animal y el estado de los ecosistemas para implementar políticas a todos los niveles.

La mayoría de áreas de trabajo donde el concepto de una única salud tiene mucha relevancia son la seguridad alimentaria, el control de zoonosis y el control de resistencias a los antibióticos. Por lo tanto, es la suma de los esfuerzos de profesionales expertos en salud pública, salud animal, salud vegetal y del medio ambiente. Del mismo modo, es necesario que haya una buena comunicación entre todos los agentes implicados para que la información como datos epidemiológicos o resultados científicos fluya entre ellos para detectar y prevenir brotes zoonóticos y problemas de seguridad alimentaria.

El futuro de la salud en un mundo de cambio constante

Póster One Health. Fuente: OIE

El concepto de “una sola salud” se empezó a introducir a principios del año 2000, pero cada vez es más importante y más presente en el ámbito de la medicina humana y veterinaria. Hay varios factores que han alterado las interacciones entre las personas, los animales y el medio ambiente, que han dado lugar a la emergencia o la reemergencia de muchas enfermedades. Por ejemplo, la población humana está en constante crecimiento y se está expandiendo hacia nuevas zonas geográficas. Como consecuencia, el contacto entre personas y animales, tanto domésticos como salvajes, cada vez es más frecuente.

Por otra parte, el cambio global está afectando al planeta en cuanto al clima y en el uso del suelo como la desforestación y la ganadería intensiva. Y no hay que olvidar el aumento de viajes internacionales tanto con finalidad mercantil como turística durante las últimas décadas, que han favorecido la dispersión de muchos patógenos y vectores por todo el planeta. En conclusión, todos estos cambios han favorecido la transmisión de enfermedades entre animales y personas, ya que han aparecido nuevas oportunidades de contacto entre humanos, animales y medio ambiente.

Fuentes de información: