Minimizar residuos de detergentes y desinfectantes en la industria alimentaria

Minimizar residuos de detergentes y desinfectantes en la industria alimentaria

Los productos químicos para la limpieza y desinfección en la industria alimentaria son esenciales para mantener la seguridad microbiológica y la inocuidad de los alimentos. Pero, al mismo tiempo, las empresas del sector deben limitar la exposición de los consumidores a posibles residuos o trazas de sustancias activas contenidas en agentes de limpieza, desinfectantes e higienizantes. La Global Food Safety Initiative (GFSI) ha publicado directrices para abordar este problema.

 

La industria alimentaria es una gran consumidora de productos químicos para sus procesos de higiene y desinfección, con el objetivo de garantizar alimentos seguros para los consumidores. Una realidad que aporta, sin duda, beneficios a la seguridad alimentaria, pero también riesgos potenciales derivados de la exposición del consumidor a trazas de estas sustancias químicas.

En respuesta a preocupaciones expresadas por la Comisión Europea y grupos de consumidores, la Global Food Safety Iniciative (GFSI) organizó en el 2017 un grupo técnico de trabajo para determinar las mejores prácticas en la aplicación adecuada de agentes de limpieza, higienizantes y desinfectantes, en la cadena alimentaria, de la granja a la mesa, equilibrando los riesgos y beneficios asociados con su uso.

Fruto de este trabajo se ha publicado una guia, presentada en dos volúmenes,  que recogen directrices para el uso óptimo de los productos de limpieza y desinfección minimizando el riesgo de residuos de éstos en los alimentos, aporta una visión general sobre métodos de detección de trazas y establece criterios para la evaluación de riesgos en la higiene de los alimentos relacionados con dichos productos. Las empresas alimentarias y los productores primarios pueden usar estos criterios como una guía.

Fuente: Global Food Safety Iniciative