Combinación de estrategias para minimizar los niveles de Campylobacter

Combinación de estrategias para minimizar los niveles de Campylobacter

Además de causar millones de casos de gastroenteritis anualmente en la UE, la bacteria Campylobacter spp. representa también un daño económico para los productores de carne de pollo. Si bien no existe una solución definitiva e infalible para controlar su presencia en las parvadas de pollos de engorde, si que existen algunas estrategias que, combinadas, pueden reducir su incidencia, mejorando la seguridad alimentaria y los beneficios de las granjas.

 Combinación de estrategias para minimizar los niveles de Campylobacter 

Se estima que cada año se producen 9 millones de casos de campilobacteriosis humana en la UE, con un coste de 2,72 billones de dólares.

Y las aves de corral, normalmente portadoras asintomáticas de la bacteria, también pueden verse afectadas por ella, con diarreas y una reducción de la eficiencia de su alimentación. Se calcula que en el Reino Unido, por ejemplo, los costes para industria son de más de 29 dólares por cada mil pollos de engorde.

La solución definitiva para combatir a Campylobacter en la industria alimentaria no ha llegado todavía pero una combinación de estrategias puede ser el mejor enfoque para minimizar los niveles de la bacteria en las parvadas de pollos de engorde.

Un enfoque mixto que incluye una bioseguridad mejorada, cambios en las prácticas de gestión, intervenciones en la alimentación o el agua con aditivos y, finalmente, medidas de intervención durante el sacrificio.